Los chilenos son fieles a la marcas, LUN, mayo 2011 - Miguel Maritano Industria de Jabones S.A
15659
post-template-default,single,single-post,postid-15659,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-maritano,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Los chilenos son fieles a la marcas, LUN, mayo 2011

“Los chilenos son fieles a las marcas” Los fabricantes siguen las tendencias de cerca, y en el canal tradicional están pidiendo formatos de mayor gramaje. 

¿Polvitos mágicos? Puede ser. Vienen en distintos colores, tienen un agradable aroma y algunos hasta se las han ingeniado para llegar a la TV como rostros de algún comercial. Pero sin duda que la cualidad más importante es que son capaces de hacen desaparecer la suciedad de la ropa y dejar contenta a la dueña de casa.

En Chile, los detergentes en polvo son los que tradicionalmente la han llevado en el mercado, con un altísimo porcentaje de participación. Tal como explica Felipe Saitúa, brand manager detergentes de Unilever Chile, “ellos son la parte fundamental en el lavado de los chilenos, los líquidos son vistos sólo como un complemento. Si nos focalizamos en el canal tradicional, prácticamente el 100% de las ventas corresponden a los primeros”.

Willy Cravo, product manager detergentes de Procter&Gamble, tiene una opinión similar, aunque también incorpora algunos matices. “La presencia de los detergentes en polvo en supermercados es aproximadamente de un 85%, el 15% restante corresponde a líquidos. Estos últimos han tenido un crecimiento importante, ya que hace un año su porcentaje era más o menos la mitad”.

Poder de limpieza, cuidado de la ropa y excelente rendimiento son sólo algunos de los variados atributos que se ofrecen en esta categoría. “Cada marca va buscando su nicho y se enfoca en destacar determinadas características, que son llamativas para los distintos tipos de consumidores. En este sentido, nuestro foco siempre ha estado puesto en el cuidado a la piel, hacia allá se ha orientado siempre Popeye”, cuenta Pablo Maritano, gerente comercial de M. Maritano Industria de Jabones S.A.”.

El ejecutivo de Procter&Gamble explica que lo que caracteriza a Ariel es que está formulado para sacar las manchas más difíciles y que tiene un aroma muy agradable. “Ace ofrece a las personas una conveniente relación costo-beneficio. También tenemos Ace Naturals, una versión más económica, con los atributos de un aroma más fresco y natural”.

Felipe Saitúa, de Unilever, destaca que para todos aquellos que buscan remover manchas y cuidar las telas, la solución es Drive. “Si se busca un detergente que remueva muy bien las manchas y tenga un gran rendimiento, contamos con la marca Omo. Si se necesita un producto con un buen poder de limpieza y un exquisito perfume, tenemos a Rinso”.

-¿Y la gente es fiel a estos atributos y a las marcas que los ofrecen o cambian rápidamente de productos?

-Los chilenos prefieren las marcas tradicionales y son fieles a ellas porque ya han comprobado la calidad de los productos. La única distinción a la hora de elegir está en las diversas necesidades de lavado del consumidor. Obviamente existe una preocupación constante de las marcas por realizar atractivas promociones que incentiven la venta de un determinado producto, sin embargo cuando la persona comprueba la efectividad de un detergente, se queda con él”.

Para el gerente comercial de Maritano, “la gente tiene sus marcas fijas, pero las empresas tienen que estar constantemente haciendo cosas, de ir innovando porque de otra manera el consumidor se aburre y se cambia. Ahora, en general, va a buscar marcas reconocidas y no alternativas, las marcas propias no tienen mucha demanda porque el riesgo de ocupar un producto que no sea de calidad es mucho. Todos se preocupan de cuidar la lavadora y la ropa, junto con no tener que lavar varias veces para que quede todo limpio, si detrás de esto hay un gasto de luz y de agua”.

Si bien los formatos que es posible encontrar en pequeños negocios como almacenes y minimarkets son pequeños, la pelea que dan por captar la atención de los consumidores es grande y las distintas marcas están muy pendientes de obtener aquí los mejores resultados. ¿Cuáles son sus estrategias? Willy Cravo explica que lo que ellos ven en el canal tradicional es que “las dueñas de casa buscan un formato más conveniente, con un tamaño y precio que esté a su alcance pero sin que eso implique pagar un mayor precio por gramo. Nosotros introdujimos hace poco el formato de 400 gramos en Ariel y Ace, que ha tenido una masiva aceptación, frente al tradicional formato de 200 gramos”.

En este mismo terreno, Unilever literalmente dobló las apuestas, ya que recientemente lanzó un Omo de 800 gramos. “Quienes compran en los almacenes están buscando formatos aún más grandes y convenientes, que se asemejen a los que se pueden encontrar en el supermercado. Este producto viene a entregar al consumidor un mejor precio por gramo y un mayor volumen, pero con un desembolso de dinero mucho menor del que debe hacer en supermercados”.

Para Popeye, el caballito de batalla en este canal es su clásico jabón, que ahora también está disponible en un formato líquido. “El desafío que tenemos por delante es que vayan optando por otros de nuestros productos, con formatos y envases que son muy convenientes. Tenemos, por ejemplo, detergentes de un litro, en doy pack, un envase sustentable y eficiente, que ahorra el 70% de plástico en relación a una botella”, explica Maritano.

Fuente: www.Lun.cl